Posada Nentir

La posada Nentir, un bello edificio construido en piedra sin desbastar y recia madera, se alza en la orilla occidental del río. Los mercaderes de Winterhaven y Hammerfast componen gran parte de su clientela, así como viajeros de paso. Una buena habitación doble en este lugar cuesta 5 pp por noche. La posada Nentir también cuenta con una concurrida taberna, muy popular entre la gente que vive en los valles al oeste del río.
El propietario es un encantador semielfo llamado Erandil Zemoar, que apareció en Fallcrest un buen día de hace dos años, compró un pedazo de tierra y construyó la posada. El dinero que Erandil empleó para asentarse en Nentir no era suyo; sedujo a una noble anciana en el lejano sur y le sacó hasta el último cobre, para después huir un paso por delante de las autoridades.
Uno de los clientes actuales de la posada Nentir es un expatriado del sur de nombre Serim Selduzar, que alberga grandes ambiciones perjudiciales para Fallcrest. Este tiefling es muy astuto y finge tomarse con sentido del humor sus “actuales circunstancias desafortunadas”, haciendo gala de un retorcido sarcasmo. Serim afirma ser el tercer hijo de un noble sureño, con pocas expectativas de heredar. A cualquiera que se interese le contará que está pensando en construir una pequeña mansión en algún lugar cercano, pero en realidad ha puesto sus miras en la ruina de la familia Markelhay y su nombramiento como nuevo Lord Warden. El tiefling busca socios capaces de ayudarlo en esta empresa de forma constante.

Volver a Fallcrest
Volver a Página Principal

Posada Nentir

La Oscuridad del Mundo Behemoth0089